RED MUNDIAL DE ESCRITORES EN ESPAÑOL:    R E M E S

 
 
                 
 
Principal
Directorio de Escritores
Cómo participar
Actualizaciones de Fichas

Denuncias y Derechos

Responsables de Remes

Noticias para Miembros
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K L  M  N  Ñ  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

 

 

.

                       La escritora Teresa Aburto denuncia un plagio a su obra

 

                                           EL PLAGIO DEL PLAGIO

Este tema comenzó el 23 de diciembre de 2017 cuando Ary, una usuaria de Facebook de México, me contactó a través del servicio de mensajería de la página en la cual publico mis escritos. Ella me saludó diciendo esto textualmente: “Buenas noches estimada señora Aburto. Hay un joven que dice que escribió esto..." y me envió una captura de pantalla de un poema mío publicado en  poesi.as

Se trataba de mi poema más leído y compartido en internet: "Esto que ves, soy yo".

Ary me contó que el joven que había usado mi poesía como propia pertenecía a un grupo del cual ella es moderadora y le dijo que tenía derechos de autor sobre el texto.  Pero ella intuyó que no era cierto y por eso decidió contactarme, ya que había visto mi texto en otras partes. Entonces decidí buscar al joven y enfrentarlo. Lo hice en el mismo momento, me respondió al principio un poco enojado y combativo pero luego se dio cuenta de que debía admitir que el poema no era suyo y así terminamos la charla. Le informé que yo lo autorizaba a usarlo siempre y cuando, cada vez que lo compartiera o lo leyera en público, pusiera mi nombre o me nombrara. Y dí por terminado el tema sin pensar ni imaginar que volvería a suceder algo así y que sería peor.

Hasta que el día 11 de Julio de 2018, una usuaria de la misma red me escribe por privado diciéndome "hola, te escribo para informarte que creo que estás siendo plagiada". Y yo le hice varias preguntas básicas y le dije "es que ya me pasó una vez". Entonces Marina, ese es su nombre, me cuenta que había descubierto en el grupo de escritores del cual ella es moderadora, a una amiga poeta plagiadora, Vilma en este caso. Investigándola dio con el mismo poema del que hablé en el párrafo anterior y se dio cuenta de que ese poema era de otra persona, que ella lo había visto en otro sitio y así llegó a mi. Le expliqué lo mismo que a Ary, que ese poema es mío, que lo escribí en 1991 cuando yo vivía en la ciudad de Puerto Madryn, que anda dando vueltas en internet desde 2005 aproximadamente... que lo han compartido cientos de veces en diferentes páginas del mundo, que lo han traducido al inglés, al italiano, que lo han subido a youtube recitado, en fin, todo eso que ha sucedido con ese poema maravilloso que amo tanto.

Entonces decidí contactar a Vilma, la "escritora de Colombia", le envié mensajes por messenger de Facebook y me respondió diciendo, entre otras cosas, "este texto se lo adjudica Maite ... quién ya lo publicó como suyo en un libro de poemas que tiene registrado en Valencia (España). Entonces en este caso, no se quien está plagiando a quién... Así las cosas querida Teresa, sería mejor que lo aclarara con ella que ya lo ha hecho público y según ella, es la verdadera autora." Entonces Vilma me copia textualmente lo que Maite escribe a la administradora del grupo al que pertenecen, y dice lo siguiente: "Hola Graciela. Me ha sorprendido encontrar un texto mío en vuestro grupo que lo firma  una tal Vilma ... Dicho texto tiene registro de propiedad del año 2014 en Valencia. No me importa pero que se lo adjudique otro es feo."

Aquí aparece el "plagio del plagio" como titulé este artículo. Una plagiadora reclama por el plagio de algo que ella no escribió, pero que yo sí escribí.

Entonces, y por tercera vez en esta historia, decidí contactar a la escritora en cuestión, en este caso a Maite.

Reflexionando al respecto, no sola yo, sino con Marina y otras personas que han tomado conocimientos del tema, nos preguntamos ¿qué sentido tiene plagiar un poema? y más aún todavía ¿qué valor tiene la creación literaria de poetas inéditos como yo?... y más profundamente aún, ¿se le otorga la propiedad intelectual al mejor postor? Porque en este caso, Maite registró en 2014 en el Registro de la Propiedad intelectual de Valencia (España) "MI POEMA" a su nombre, trámite por el cual pagó. Ella ha dicho, cuando la han enfrentado otras personas a quienes  ha decepcionado porque les unía una relación de afecto, confianza y proyectos en común, que ella tiene el "papel" que acredita que es suyo y que pagó por ello, pero no aclara "yo lo escribí, es mío". No pelea por eso, cosa que sí yo estoy haciendo.  O sea, ¿ahí termina todo? ¿pago y listo?.

¿Y dónde está el honor? ¿Y dónde la honestidad? ¿Y dónde la integridad? ¿Y dónde el respeto? ¿Y dónde los valores?

Para muchos, este tema no será de importancia ni de trascendencia, y es comprensible. Pero para quiénes escribimos lo es, porque a decir de Marina, con quien alcanzamos a esta altura de las charlas por Facebook y por Whatsapp (lo más valioso que me deja este problema es su amistad nacida de su confianza en mi sin conocerme) "me robaron un pedazo de mi alma". Eso significa para nosotros, los poetas, un texto desparramado en un papel: un pedazo del alma.

Volviendo al contacto con Maite, la "escritora" que se adjudicó el derecho de autora de mi poesía, obviamente la contacté, la busqué en facebook. Previamente Vilma, la anterior plagiadora de Colombia, que asumió que usó el poema pero que no lo quiso plagiar, pero no respetó mi derecho de autora en su publicación, me había enviado una captura de pantalla del muro de Maite donde muy orondamente, mostraba su logro: un libro "suyo" en cuya contratapa brilla mi poema como suyo. Un libro que se vende en Amazon.

Cuando contacté a Maite le dije, entre otras cosas, esto:

"...Ud. registró ese poema a su nombre en 2014 y lo publicó en su libro y se molesta con las personas que lo tomaron para publicarlo???? ¿Está segura Ud. de que lo escribió? Cuénteme detalles del texto, en qué momento, a quién, dónde lo escribió... Dígame dónde fu publicado por primera vez... Porque si Ud. no puede contarme esos detalles, yo sí puedo hacerlo estimada señora, dado que yo lo escribí en el año 1991 en Puerto Madryn, Chubut, Argentina. Los primeros ojos que vieron la letra de ese poema fueron los de mi amiga Patricia Mariela Díaz. La primera publicación fue en un diario local donde yo participaba... Mire señora, yo no busco réditos económicos, estoy muy segura de lo que digo. Soy feliz sin plagiarle nada a nadie, escribo porque amo escribir y es un don que Dios me dio. Allá Ud. con su deshonestidad, si vive tranquila así, qué bueno por Ud. Pero, como Ud. misma dijo en su comentario en no se qué posteo "Dicho texto tiene registro de propiedad del año 2014 en Valencia. No me importa pero que se lo adjudique otro es feo..." ¡Claro que es feo, espantoso y triste por Ud., no por mi, porque en definitiva usted sabe bien que no es suyo. Que tenga un excelente día."

Si a mi me hubiesen escrito esto, y yo estuviera segura de que ese texto es mío, hubiera discutido hasta morir, no hubiera callado, no hubiera existido silencio en mi. Pero ella leyó mis mensajes, y no solamente no respondió, sino que además me bloqueó y borró de su muro de Facebook la publicación del libro donde figura mi poema, y además comenzó a bloquear a otras personas y se fue del grupo donde estaba participando, donde era muy apreciada y respetada.

Los dichos son solo dichos, pero como dice uno "el que calla, otorga", y aplica muy bien a este caso.

Así comenzó esta historia que tiene muchas aristas hoy, y que no quedará solo en este escrito... hay mucho más para contar oportunamente.

Adjunto la imagen del libro de la escritora que se lo apropió.

                           

Me gustaría saber si es posible hacer algo al respecto.

Muchas gracias.

 

Teresa Aburto Uribe

http://www.redescritoresespa.com/A/aburto.htm

                                                                                         4-10-2018

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El escritor chileno Benedicto Cerdá manda la siguiente denuncia:

Mi denuncia es la siguiente:

He sido estafado por la empresa Corona Borealis de Málaga, España. La cara visible de esta empresa es la señora MARÍA LUISA ALBA GONZÁLEZ, aunque como representante legal aparecía hasta no mucho tiempo atrás la madre de la señora ALBA GONZÁLEZ, sin embargo, es MARÍA LUISA ALBA GONZÁLEZ quien participa directamente en todas las negociaciones y engaños. En Chile hay tres escritores estafados.

La primera edición de CUANDO VUELVAN LOS FLAMENCOS se editó en Chile, sin embargo, CORONA BOREALIS hace aparecer mañosamente, como primera edición la que publicaran en España. Mis abogados han tratado de negociar con esta señora, sin embargo, se niega a dar solución concreta al asunto. Entre sus técnicas está la de cambiar domicilio, de interlocutor, hace modificaciones en la empresa, en su estructura, dilata las conversaciones diciendo que van a estudiar las propuestas que se le hace, dice que sí, luego lo niegan, etc. Tiene amplia experiencia en este tipo de triquiñuelas.

Mi afán es advertir a todos los escritores adheridos a REMES a objeto no vayan a ser sorprendidos por esta empresa, la señora MARÍA LUISA ALBA GONZÁLEZ o alguno de sus testaferros.

Benedicto Cerdá (Carlos L. Cerda Videla)

http://www.redescritoresespa.com/C/cerda.htm

                                                                1-9-2018

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

La autora Aurora Urraca Casilli (Annette J.Creendwood en lo literario), denuncia contra Amazon por robo de regalías y otros delitos más que agradeceré si tienen la bondad de difundir a los efectos de hacer justicia y llegar al director de Amazon para que se entere de lo que está aconteciendo.

 

http://www.redescritoresespa.com/C/casilli.htm

 

Alerta para autores, editores, compradores y vendedores de Amazon
Luchemos contra el mercado negro de Amazon

 

 

Una banda de delincuentes que opera en la clandestinidad, se están haciendo pasar por operadores de Amazon (call center, Dto ejecutivo en español) mediante el delito de phishing , canceló la cuenta de Annette J.Creendwood anunciándole vía mail, que las obras publicadas serían eliminadas cosa que no es verdad porque todavía continúan vendiéndose en los distintos mercados de Amazon y que no se le pagaría las regalías acumuladas hasta la fecha (le deben dos años y medios) además de las ventas actuales, desde que una banda de delincuentes que se desempeñan como agentes encubiertos de Amazon de origen portorriqueño y otros que lo asisten, hackearon la URL de su biblioteca la cual apareció posteriormente publicada en la web de un sicario brasileño en facebook haciéndole publicidad. Desde entonces conforme a la investigación realizada, se comprobó que no estaba contactada con el personal de Amazon que trabaja en el call center o en el Dto ejecutivo del mismo sino con una banda de delincuentes que, aprovechando su puesto como empleados de la empresa, cometieron el delito de PHISHING a los efectos de apropiarse de sus REGALÍAS durante más de dos años y medio.
En otra captura de pantalla puede observarse como al menos dos o tres personas que se hacen llamar como la autora, están percibiendo las regalías que le corresponden a ella. Pese a los continuos mensajes enviados a los distintos agentes del departamento ejecutivo de Amazon, nadie se ha hecho cargo de este problema tan delicado lo que evidencia que sus miembros estarían implicados en estos delitos.


Modus operandi:

Todas las obras de Annette J.Creendwood se encuentran legalmente inscriptas en dos registros de la propiedad intelectual uno de ellos europeo Safe Creative. Comenzó a observarse que cada vez que se les pedía el pago de regalías o efectuaba algún reclamo le enviaban ALERTAS a su correo reclamando certificados de obras publicadas en el pasado y que habían sido ya aprobadas por el Dto. ejecutivo de Amazon y cuyas regalías, no muchas, le habían depositado cuando todo funcionaba correctamente. Más tarde advirtió que en Safe Creative habían desaparecido muchos de los registros efectuados dejando un gran vacío entre un registro y el otro pero lo que es peor, estos delincuentes solicitaban certificados de registros de sus obras a los efectos de BLOQUEAR, CANCELAR su cuenta en Amazon afirmando que no había procedido a PROBAR mi autoría sobre esas obras, cosa que no es ni remotamente cierto. Además no se debe solicitar certificados de publicaciones pasadas aprobadas por el Dto. ejecutivo de Amazon sino futuras.
Por último, habían congelado todos los gráficos tanto de ventas como de páginas leídas, arrojando informes falsos.

 

Ej.

Cada vez que intentaba acceder a la sección pagos o venta, le obligaban a introducir la contraseña de su correo. Una gran evidencia de como se desenvuelve el delito de phishing. Sin embargo pude observar el informe de REGALIAS ACUMULADAS en donde se desprende la cantidad de dinero en dólares y euros que me deben de casi dos años y medio en que comenzaron con EL DELITO DE PHISHING EN LA URL DE MI BIBLIOTECA.
La sección BIBLIOTECA permanece oculta, no permiten que la vean pues todavía continúan vendiendo sus obras que son bastantes y percibiendo las regalías en su nombre.
Esta extensa nota unida a todas las que les ha venido dejando serán entregadas a las autoridades pertinentes y a los medios masivos de difusión nacionales e internacionales, para ALERTAR a todos los autores, editores que como yo están siendo ROBADOS, ESTAFADOS por esta banda de delincuentes que se desempeñan ENCUBIERTAMENTE tanto en el call center latino de amazon. es como en el Dto. ejecutivo del mismo.

El hecho de que debido a la ELIMINACIÓN DE LOS REGISTROS DE SUS OBRAS EN SAFE CREATIVE por alguien que le pasó a estos delincuentes la contraseña registrada allí no se pudo acreditar debidamente la autoría de las mismas NO SIRVE DE PRETEXTO PARA BLOQUEAR , CANCELAR UNA CUENTA EN AMAZON. No obstante quienes están incursos en estos delitos están dando manotazos de ahogados al impedir que la verdad llegue a su director general y dueño de Amazon desviando cada mensaje de alerta que se le hace llegar.
Hace más de cuatro años que Annette J.Creendwood es autora de Amazon, nunca tuvo problemas hasta que estos delincuentes se cruzaron en su camino. DELINCUENTES que pertenecen a una comunidad sectaria con sede en México, Tampico, y aglutina a muchísimos latinos en sus filas los cuales se dedican a este tipo de delitos y que podrían ser los CULPABLES de los virus más dañinos enviados a los correos electrónicos pidiendo rescate después si alguien pretendía recuperar sus documentos de sus sistemas informáticos. Si bien se trata de una posibilidad.

Hace mucho tiempo desde que comenzó este asunto que hemos venido anoticiando a las autoridades de Amazon en español sin resultado alguno. ¿ Por qué?, porque al menos uno de los integrantes de esa banda de delincuentes, se desempeña en su Dto. ejecutivo en español o en el call center latino como bien se ha explicado precedentemente, de modo que todos los mensajes que recibía eran filtrados minuciosamente por sus empleados del área ejecutiva, impidiendo que llegaran a destino es decir a las autoridades de esa empresa.
El señor Jeff Bezos no necesita este tipo de procedimientos ilícitos para aumentar su canasta familiar ya que es una persona inmensamente rica por lo tanto sin ir más lejos, los implicados serían personajes vinculados a las altas esferas de su empresa a quienes se les ha dado amplios poderes para hacer o deshacer en su nombre aunque esto no le beneficie en absoluto.

Luchemos contra el mercado negro de Amazon y contra cualquier otro que pretendan utilizar a los escritores como pretexto para hacerse millonarios.

 

 

Captura de pantalla que justifican lo expuesto:

 

                                                        5-10-2017

 

 
 

 

DERECHOS DE AUTOR

directorio@redescritoresespa.com 

 

Existen dos tipos de derechos de autor, los morales y los patrimoniales o de explotación.

Los derechos morales corresponden al autor de la obra y son irrenunciables e inalienables, por lo que no se pueden ceder ni renunciar a ellos. La vigente Ley de Propiedad Intelectual española reconoce al autor los siguientes:

1.      Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.

2.     Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o anónimamente.

3.     Exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra (paternidad de la obra). 

4.     Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación (integridad de la obra). 

5.     Modificar la obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural. 

6.     Retirar la obra del comercio, por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación (posteriormente, si el autor decide reemprender la explotación de su obra, deberá ofrecer preferentemente los correspondientes derechos al anterior titular de los mismos y en condiciones razonablemente similares a las originarias). 

7.     Acceder al ejemplar único o raro de la obra, cuando se halle en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda (este derecho no permitirá exigir el desplazamiento de la obra, y el acceso a la misma se llevará a efecto en el lugar y forma que ocasionen menos incomodidades al poseedor, al que se indemnizará, en su caso, por los daños y perjuicios que se le irroguen).

Los derechos patrimoniales o de explotación facultan al autor a decidir sobre el uso de su obra, que no podrá llevarse a cabo sin su autorización, salvo en determinados casos previstos en la vigente Ley de Propiedad Intelectual española, que se conocen como límites o excepciones. Estos derechos de explotación, que pueden cederse a terceros, son, según la Ley de Propiedad Intelectual:

1.      Reproducción: acto de fijación de la obra en un medio que permita su comunicación y la obtención de copias de todo o parte de ella. 

2.     Distribución: acto de puesta a disposición del publico del original o copias de la obra mediante su venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma. 

3.     Comunicación pública: acto por el cual una pluralidad de personas pueda tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas. 

4.     Transformación: acto de traducción, adaptación y cualquier otra modificación de una obra en su forma de la que se derive una obra diferente. En el caso de las bases de datos, se considera transformación su reordenación.

La Ley también reconoce otros derechos de carácter patrimonial a los autores:

1.      Derecho de remuneración por copia privada: la reproducción de una obra (divulgada en forma de libros o publicaciones asimiladas, entre otras, excepto los programas de ordenador) realizada exclusivamente para uso privado del copista, mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, originará una remuneración equitativa y única a favor de sus titulares de derechos de estas creaciones. Esta reproducción no tiene que contar con la autorización previa de sus titulares para su realización.
La remuneración compensatoria por copia privada se determinará para cada tipo de obra en función de los equipos, aparatos y materiales idóneos para realizar su reproducción. Debe ser abonada obligatoriamente por los fabricantes e importadores de estos instrumentos, y recaudada y repartida por las entidades de gestión.
Las copias para uso privado son las que se efectúan en el ámbito doméstico, sin fin lucrativo, ni uso colectivo ni se distribuyen mediante precio.

2.     Colecciones escogidas u obras completas: la cesión de los derechos de explotación sobre sus obras no impedirá al autor publicarlas reunidas en colección escogida o completa. 

3.     Derecho de participación: los autores de obras plásticas tendrán que percibir del vendedor de su obra una participación del 3% en el precio de toda reventa que se haga de la misma, siempre que su precio sea igual o superior a 1.803,036 euros.

 

El Directorio REMES anima a denunciar en este apartado todas las transgresiones a estas leyes, tanto por plagio como por uso indebido o sin consentimiento de textos de un autor, miembro del Directorio.

Escribir la denuncia a directorio@redescritoresespa.com

 

 

 
 
Copyright © 2004-2006. Todos los derechos reservados
Nuestro directorio confía de buena fe, en la autenticidad autora de los datos y fotografías de autor o cualquier material que aquí aparece, pero no se responsabiliza de su veracidad